El pasado 10 de mayo, una gran representación de los alumnos de 1º de ESO del IES Mario Roso de Luna nos fuimos de excursión a la Isla del Zújar, en Castuera, donde pudimos disfrutar de una gran jornada de diversión y convivencia, con múltiples actividades para niños y mayores al aire libre.

VER IMAGEN


El Complejo de Turismo Rural “Isla del Zújar” está situado en uno de los enclaves más hermosos de la Comarca de la Serena, a orillas del mayor embalse de España y en el corazón de la Zona de especial Protección para las Aves (ZEPA) “La Serena-Sierra de Tiros”.

 

Sus más de ochenta hectáreas acogen dos casas rurales y nueve apartamentos rurales además de ofrecer al visitante una red de senderos señalizados, zonas de baño, centro de recepción, bar y economato, miradores y atalaya, embarcadero y pesquiles flotantes. Este completo equipamiento de ocio lo convierten en el lugar ideal para descansar o disfrutar practicando actividades en la naturaleza como pesca, senderismo, observación de aves, piragüismo, etc.

Las actividades que se proponen siempre contemplan un enfoque didáctico, y, en el caso de los centros educativos, pretenden ser una herramienta práctica para el profesorado de los centros como apoyo para temas como la educación ambiental o en valores, los deportes alternativos o el acercamiento a la historia y la cultura extremeña.

Para comenzar la mañana, elegimos como actividad “El Parque de Aventuras”, una divertida y muy original manera de visitar este entorno natural privilegiado a base de un conjunto de recorridos deportivos y lúdicos de diferente estructura y dificultad. Los retos están construidos sobre plataformas unidas entre sí con líneas de seguridad, cables de acero, pasarelas y otros elementos accesorios, totalmente integrados en el paisaje, que permiten caminar formando un recorrido de diversión a través del árboles y torres dentro del área establecida.

Seguidamente pasamos a realizar diversas actividades deportivas: baloncesto, mini golf...y un apasionante y original partido de fútbol desde otro punto de vista., “Futbolín Humano Hinchable”, donde dos equipos de seis participantes luchaban por alcanzar la victoria ataviados como verdaderos muñecos de futbolín.

Tras las diversas actividades llegamos al ecuador de la jornada, tiempo entonces para descansar y reponer fuerzas de cara al resto del día.

La alimentación adquiere una importante dimensión social y supone, también, aprender a compartir con los compañeros, servir a otros y pedir ayuda. Además, es importante que la duración de la comida sea la precisa, un momento tranquilo, placentero y gratificante.

Las actitudes que fomentamos fueron: lavarse las manos antes y después de comer, masticar y deglutir correctamente y mantener una postura sedente correcta.

Transcurrido el tiempo necesario para el descanso, comenzamos la tarde realizando una visita al “Centro de Interpretación de los Humedales”, un museo de la naturaleza que cuenta con varios espacios expositivos. El primero de ellos, destinado a la interpretación tanto del paisaje como de los usos tradicionales de los humedales extremeños. En este entorno cobraba especial importancia la descripción del territorio de los grandes embalses a través de una maqueta a escala donde el visitante podía ubicar sin dificultad todos los embalses pacenses de los Ríos Zújar y Guadiana, así como los municipios de sus zonas de influencia. El segundo espacio era el destinado a los habitantes de los humedales. Aquí el visitante descubre la fauna más representativa de estos ecosistemas a través de unas maquetas de aves a escala real con toda la información relativa a sus características, hábitat, etc. Por último, el tercer espacio, era una sala de proyecciones equipada para poder disfrutar de vídeos y diaporamas sobre los ecosistemas extremeños y su fauna y flora.

Una vez finalizada dicha visita nos dirigimos a la playa para realizar un curso básico de iniciación al piragüismo en aguas interiores. Una actividad imprescindible para conocer de primera mano el material a emplear (palas, chalecos, embarcaciones, etc.) así como aprender los conceptos básicos de manejo del mismo. Practicamos maniobras básicas y normas de seguridad que nos permitieron la realización de una travesía en canoa de forma autónoma, con la cual disfrutamos muchísimo.

La tarde iba avanzando y el tiempo en el complejo se estaba acabando. Llegados a este punto nos trasladamos a las pistas de tiro con arco con dianas fijas profesionales sobre panel de paja compacta, donde los participantes pudieron iniciarse sin riesgo en este deporte olímpico que conjuga habilidad, precisión y fuerza. Con esta actividad dimos por concluido el programa colectivo en la Isla del Zújar.

Ahora era el momento de hacer balance, subir al autobús y realizar el camino de vuelta a las localidades de partida. Sin duda ha sido un día para recordar y repetir en años venideros.